La horticultura, como la ciencia y el arte de producir rubros hortícolas desde la semilla hasta su consumo, comprende los alimentos funcionales (nutricionales y medicinales), y además nos provee de productos que están directamente relacionados con la alimentación del espíritu, como es el caso de las muy diversas plantas ornamentales, hierbas y especias. Existe una muy particular analogía entre la rica biodiversidad en una selva tropical y la biodiversidad hortícola. De hecho la gran mayoría de biodiversidad hortícola mundial tiene su origen en ambientes tropicales. Esta rica biodiversidad hortícola no solo corresponde con las hortalizas, frutas y flores, también lo constituyen las hierbas, especias, raíces, tubérculos, granos, hongos comestibles o setas, algas y sus aliados (hortalizas marinas), plantas medicinales y las plantas ornamentales.

Las hortalizas son alimentos claves en nuestro desarrollo y el mejoramiento de la calidad de vida. De esta manera, la formación del ingeniero agrónomo requiere del enfoque apropiado de los problemas inherentes a la producción y consumo de hortalizas y de las propuestas y soluciones a los aspectos limitantes.
Es necesario, la capacitación formal del graduado, fomentar su espíritu crítico al analizar los problemas del sistema y proponer soluciones, alternativas y aplicaciones viables, considerando los aspectos básicos y aplicados de la investigación, capacitación y producción olerícola en Venezuela y el trópico en general.